Abr 02

Plymouth Fury 1961

Plymouth Fury 1961

El Fury era una subserie del Plymouth Beldevere, y desde 1956 hasta 1958, se fabricó de forma limitada, eran unos autos de gran rendimiento. Se vendió durante ese tiempo como coupe de techo duro. Tenían un gran motor V8 de sobresaliente potencia. El modelo fue un éxito en ventas y se decidió colocar al ¨Fury¨, como el modelo tope de la marca, el más lujoso, desplazando al Plymouth Beldevere a ser una serie intermedia. Para 1959 se presentó el Plymouth Fury Sport como el más lujoso y el Fury en lugar del Beldevere. Ya ahora la nueva serie Fury tendría carrocerías sedan de 2 y 4 puertas, así como  coupe hardtop y pisicorre y la subserie más lujosa Fury Sport, tendría un coupe hardtop y un convertible.

Plymouth Fury 1960 coupe sin columnas

Los modelos Plymouth de 1960, no lograron el éxito esperado y para 1961, se lanzó un auto totalmente renovado en cuanto a diseño, pero el estilo de este fue muy desafortunado.

Plymouth Fury 1960 coupe sin columnas

En honor a la verdad hay que decir que Virgill Exner, el genial jefe de diseño de Chrysler no tomo parte en su proyecto por problemas salud, por lo que faltó el toqué genial de este hombre, que durante muchos años fue el principal diseñador de Chrysler.

El poco agraciado frente del Plymouth 1961

El Fury de 1961 era un auto de un diseño totalmente nuevo, donde se dejaron atrás las aletas de cola que desde mediados de la década del 50´, fueron uno de los sellos distintivos de Plymouth. El capot y la tapa del maletero eran planos, esta última tenía una forma redondeada con un cintillo en todo su borde y un adorno más grande que corría por todo el centro de esta, las luces estaban en los extremos y su forma eran como de pequeños cohetes, los intermitentes traseros estaban en el panel trasero, sobre el cual sobresalía un gran reborde de la tapa del maletero. En el frente una careta sencilla con dos luces  que sobresalían a casa lado, daba la impresión de un rostro con el ceño fruncido por el efecto del borde o ¨pestaña¨ superior de estas. La defensa era bastante simple con la parte central que coincidía con la careta con algunos rebordes y estampados.

Pizarra del Fury, observen el diseño del velocímetro y a la izquierda del volante esta el cuadro de botones de la transmisión automática

El interior de Fury era lujoso, pero la pizarra del Fury, dejaba mucho que desear, con el velocímetro horizontal con dos grandes esferas a los lados, las cuales sobresalían de este, que me hacen recordar la cabeza de ET….Debajo en una cavidad niquelada, se encontraban un reloj analógico, y los indicadores de temperatura y presión de aceite, opcionalmente el timón era de forma achatada o semi cuadrada. Los cambios en la transmisión automática se hacían a botones.

Interior del Fury del 61´

Aparte de esto los Fury venían muy bien equipados para la época, traían asientos giratorios que pivotaban cuando se abrían las puertas y un tocadiscos RCA Víctor, a costo adicional se ofrecían: asiento con ajuste eléctrico de 6 posiciones, ventanillas eléctricas, aire acondicionado, cristales tintados, panel de instrumentos acojinado, limpiaparabrisas de velocidad variable entre otras.

Mecánicamente el Fury, vino con los siguientes motores::

El más pequeño era de 6 cilindros en línea, el Slant Six de 225 pulgadas cúbicas y 145 caballos de fuerza, luego estaban los V8, el 318 de 230 caballos, el V8 361 de 305 caballos de potencia y el V8 383 de 330.

El motor 361 era llamado ¨Comando 361¨ y era instalado en las patrullas de policía.

Las transmisiones disponibles eran: manual de 3 velocidades y la automática ¨Torque-Flite¨ de 3 marchas accionada como se mencionó anteriormente, por botones en la pizarra.

El Fury de 1961 era un auto muy bueno, lo que el estilo de su diseño le jugó una mala pasada, no gustó.

Mecánicamente y en rendimiento era muy superior a sus rivales directos, en pruebas en carretera realizadas por publicaciones especializadas de la época, fue el Fury superior al Chevrolet Impala y al Ford Galaxie, su suspensión era mejor, la transmisión automática era mucho mejor que la Turboglide y Cruise-O-Matic de Chevrolet y Ford respectivamente, la carrocería al ser monochasis hacía que fuera mejor ajustada y menos ruidosa, además se comprobó que era también más resistente a la corrosión.

Fury coupe del 61´

En números el Fury hacía de 0 a 60 mph (96 km/h) 7.5 segundos con el motor 383 y alcanza una velocidad máxima de 192 km/h.

Plymouth Fury convertible

Pero su diseño no gustó y las ventas se fueron al piso, la revista Motor Trend definió así la apariencia del Plymouth Fury 1961: El insecto que se comió a Tokio”. Los modelos de 1962 tampoco fueron muy afortunados, hasta que en 1963 se dio un vuelco radical al estilo y comenzaron a mejorar las cosas para Plymouth con modelos más atractivos y que nuevamente captaron la atención del público.

Plymouth Fury sedán de 4 puertas

Deja un comentario

Your email address will not be published.