Sep 25

Ford V8 de 1954

Ford Crestline Skyliner 1954

En 1954 por primera vez en 22 años la Ford presento un nuevo motor V8, este venía a sustituir al veteranísimo  V8 “tapa plana” que  databa de 1932 su lanzamiento y plantar competencia a los nuevos motores V8 de válvulas a la cabeza de la General Motors cuyo modelo motor “Rocket” en el Oldsmobile 88 era su buque insignia.

Los carros de la Ford de 1954 fueron equipados con este motor, dichos automóviles  eran modelos similares en apariencia exterior al exitoso modelo de 1952 y al de 1953; manteniendo la línea relativamente cuadrada, carrocería de gran solidez y las luces traseras redondas sello característico de la marca en la década de los 50’.

Ford Mainline sedan 1954 Observen en el guardafangos delantero el nombre de la serie y la insignia V8

La diferencia más notable los modelos 52’ y 53’ es en la careta la cual vuelve a tener un adorno en forma de hélice como el modelo 1952 en la gran barra central de  esta la cual es más elaborada y masiva.

Interior de un Ford Crestline Skyliner 1954

El interior presenta pocos cambios con relación a los modelos anteriores, destacándose el velocímetro con cubierta transparente y el uso de luces indicadoras en vez de relojes de presión de aceite y amperímetro, la calidad de los acabados interiores y tapicería dependía de la serie del auto como tal, había equipamiento opcional como asientos eléctricos de 4 posiciones y ventanillas eléctricas. En las series no nos detendremos como en entradas anteriores, ya que la estrella es el nuevo motor V8 que equipaba a estos Ford.

Motor V8 239 de 130 caballos

Motor Ford V8 Y-Block, se les llamaba asi al ser semejante a una letra Y

El nuevo motor V8 era de válvulas a la cabeza (tapa del block) y fue conocido como Y-block por la forma de letra Y que tenía el block ,  eran de 239 pulgadas de desplazamiento, relación de compresión de 7.2:1 y una potencia de 130 caballos de fuerza alimentados por un carburador de 2 bocas, este motor se estuvo desarrollando durante 6 años y fue un gran paso de avance en la Ford, no obstante a ello presentó problemas en lo referente a la lubricación del eje de los balancines lo cual en “Reporte de los Dueños” de Mecánica Popular dio quejas como esta: “Las válvulas se atascaron por completo a los 8000 kilómetros de recorrido,” afirma un banquero de Dyndhurst, New Jersey.

Además hubo críticas a la ubicación del filtro de aceite y del distribuidor de encendido, a pesar de todo esto el nuevo motor fue aceptado con entusiasmo por su funcionamiento y potencia. Esta familia de motores Y-Block fue reemplazada en 1964 por motores mas modernos, por lo que los motores Ford V8 que tenemos en Cuba la mayoria son de esta denominación. La transmisiones eran la manual de 3 velocidades que opcionalmente se ofrecía con sobre-marcha y la Fordomatic automática.  Entre las opciones mecánicas del auto estaban los frenos motrices o de poder y la dirección hidráulica.

Las tres series del Ford de 1954 que eran:

Mainline (serie básica)

Customline (intermedia)

Crestline (lujosa)

Se equiparon todas con motor V8 estando disponibles también para estos el motor de seis cilindros de 222 pulgadas cúbicas y 115 caballos de fuerza que era la motorizacion básica. Los autos con motor V8 llevaban la correspondiente insignia en el guardafangos delantero.

Mecánica Popular hizo su encuesta “Reporte de los Dueños” sobre el Ford V8 de 1954 y he aquí el resumen de esta:

Resumen del Reporte de los Dueños

Las pruebas de aceleración y economía arrojaron los siguientes resultados:

Pruebas de aceleración y consumo efectuadas a un Ford Cretline Victoria V8 de 1954

Y terminamos aquí con la prueba del Ford V8 de 1954 de Floyd Clymer el chofer de Mecánica Popular:

PRUEBA DEL FORD V8 1954 HECHA POR FLOYD CLYMER

CONDUJE el auto de prueba, un Ford Victoria Crestline, desde Los Angeles hasta Boise, Idaho, pasando por San Francisco, Reno y Elko (Nevada); el recorrido total fue de 2175 kilómetros.

Ford Crestline Skyliner 1954

El coche estaba equipado con el nuevo V8 con válvulas a la cabeza, de 130 caballos de fuerza. La potencia adicional del motor. ,”cuadrado” .(91.9 mm. de diámetro interior y 91.4 mm. de carrera) no se debe al aumento en desplazamiento, sino a las válvulas a la cabeza ya las cámaras de combustión de alta turbulencia. El bloque se extiende por debajo del centro del cigüeñal, disponiendo así de mayor rigidez.
La nueva planta de fuerza tiene mayor potencia a cualquier velocidad que los anteriores V8. Funciona suavemente a velocidades constantes de 130 a 140 kilómetros por hora y su velocidad máxima, de acuerdo con el velocímetro, es de 160 k.p.h. Es más económico y produce menos vibraciones que el viejo motor de cabeza plana.
El extremo delantero de articulación esférica es excelente. Esta nueva característica no sólo permite guiar el auto con mayor facilidad, sino que hace posible efectuar virajes más uniformes a cualquier velocidad, y mejora la maniobrabilidad del vehículo. En cuanto a facilidad de manejo, conceptúo al Ford como insuperable entre los autos de bajo costo.

Clymer al volante del Ford V8 1954

Mi coche estaba provisto de dirección motriz. A diferencia de otros mecanismos de este tipo, con la dirección motriz del Ford el conductor del auto no pierde en ningún momento la percepción del camino que transita. La reducción del mecanismo de la dirección, con o sin dispositivo motriz, es de 25.3 a 1, y el máximo de giro del manubrio es de 4 1/2 vueltas.

Los frenos motrices del Ford son de los mejores que haya encontrado en un auto. Parecen tener menos desvanecimiento y, en todas las condiciones a que sometí el auto, el pedal retuvo el mismo movimiento-aun a altas velocidades, en las montañas, en el calor del desierto y en medio de un torrencial aguacero que cayó a través de un recorrido de unos 300 kilómetros.
El consumo de gasolina no es alto (vea la Prueba de Economía en la página 62) .El motor emplea gasolina ordinaria. (En la Prueba de Economía Mobilgas, de 1954, un Ford V8 rindió un promedio de 9.9 kilómetros por litro, ocupando el tercer puesto. Un Studebaker Champion obtuvo el primer puesto; con un rendimiento de 12.3 k.p.l.)
La transmisión Fordomatic tiene la ventaja de engranes automáticos positivos, conjuntamente con la suavidad de un convertidor de torsión. El engrane automático intermedio permite efectuar piques rápidos. La propulsión es constante a través del convertidor, sin que exista embrague para una conexión rígida entre el motor y las ruedas traseras. El convertidor se enfría por aire. A pesar de que pueden sentirse los cambios a alta, éstos son suaves. Al arrancar en directa (D) oprimiendo el acelerador moderadamente, se oye un ligero zumbido mientras se aumenta la velocidad. Todos los cambios se efectúan suavemente y casi sin esfuerzo entre los 30 y los 105 k.p.h., dependiendo de la abertura del acelerador. Con el acelerador totalmente abierto, el cambio a alta ocurre a unos 100 k.p.h.
En Donner Summit alcanzamos una altura de 2175 metros, comportándose el auto maravillosamente. Nos topamos con una severa tormenta durante la cual cayó nieve, lluvia y granizo durante dos horas, pero el Ford marchó sin dificultad alguna por la resbaladiza carretera.
La carrocería es sólida y está bien montada. No noté ninguna filtración de agua. Las puertas se abren y cierran con facilidad. Escuché unos cuantos chirridos y traqueteos; sin embargo, éstos desaparecieron luego como por encanto.
La posición de manejo es cómoda. La visibilidad a través del parabrisas curvo es buena. La visibilidad hacia atrás es excelente. A veces, la mitad superior del manubrio de dirección obstaculiza la vista hacia adelante, y eso que yo soy un hombre alto; con toda seguridad, las personas de baja estatura encuentran que el manubrio se halla en una posición demasiado alta. Esta molestia podría eliminarse mediante el empleo de un manubrio más pequeño o una columna de dirección más baja.
El panel de instrumentos está bien protegido contra el resplandor solar. El interruptor del arranque se encuentra a la izquierda, lo que resulta inconveniente para los automovilistas que no sean zurdos. La Ford continúa empleando el estrangulador de operación manual, cosa queme gusta.
El velocímetro está directamente en frente del conductor, y es fácil de ver. Los Ford tienen ahora un inserto plástico transparente en la cubierta del velocímetro, que permite pasar la luz natural para iluminar el dorso de los números. La eliminación de la mitad superior del aro de la bocina ha mejorado la visibilidad del conductor. En vez de los cuadrantes del amperímetro y el manómetro de aceite, se usan ahora luces indicadoras. Prefiero los medidores corrientes de aguja.

Ford Crestline sedan

Es evidente que el Ford se está popularizando cada vez más entre sus propietarios, y con toda probabilidad ello se debe al nuevo motor con válvulas a la cabeza. Por primera vez en muchos años, Ford ha sido el coche de mayor venta durante el trimestre inicial de 1954.

Deja un comentario

Your email address will not be published.