Chrysler 300F 1960

Chrysler 300F convertible

En entradas anteriores hablamos de los Chrysler 300  de 1955 y 300C de 1957, este último mi preferido, en sus comienzos el 300´ fue ideado para competir con el Corvette y Thunderboird pero con una interpretación distinta de lo que es un auto deportivo, pues eran los 300´ coupes deportivos de alto rendimiento y muy lujosos. Hoy toca hablar del modelo de 1960, el Chrysler 300F.

El Chrysler 300F de 1960 seguía siendo un coupe de alto rendimiento, apegado al concepto de ¨auto de lujo personal¨, fue el primero de los autos de la serie 300 en tener carrocería mono chasis.

Chrysler 300F coupe

La carrocería era nueva pero mantenía el parecido con el modelo anterior,  sobre todo en lo que a la careta se refiere que ahora tenía dos grandes barras niqueladas en forma de cruz con la insignia del auto en el medio, la defensa delantera tenia los extremos arqueados hacia arriba, lo que le daba forma de V muy abierta a esta, las luces delanteras no estaban embutidas en el guardafangos, sino que estaban fuera enmarcadas en una pieza  niquelada y sobre ellas estaba a modo de ¨ceja¨ un reborde que  doblaba sobresaliendo por todo el guardafangos y la puerta aumentando de tamaño y saliendo hacia afuera hasta formar las grandes y puntiagudas aletas traseras del 300F, en el extremo de estas las luces estaban colocadas  dentro y tenían forma de boomerang, destacaba en la tapa del maletero la rueda de repuesto simulada en esta, algo exclusivo de la Chrysler y que para muchos era lo único reprobable del aspecto del coche.

Chrysler 300F coupe

El interior del Chrysler 300F era refinado de gran belleza y lujo, tenía capacidad para 4 pasajeros ubicados en 4 asientos individuales donde los 2 delanteros giraban hacia afuera al abrirse las puertas para facilitar la entrada y salida del auto.

Interior de un Chrysler 300F coupe

Los asientos estaban tapizados en cuero beige de diseño elegante y deportivo, el resto de la tapicería era de color negro las alfombras y los paneles de las puertas eran de color beige y negro.

A abrir la puerta el asiento automaticamente gira hacia afuera…

Hubo automóviles que fueron pedidos con colores especiales personalizados interior y exteriormente. Entre los asientos pasaba una consola, la cual en su extremo delantero llevaba instalado un tacómetro, también los controles para las ventanillas eléctricas del carro y tenía unos grandes apoyabrazos con compartimientos de almacenamiento.

Asientos traseros de un Chrysler 300F coupe

La pizarra, era de una curiosa y original forma de domo con el velocímetro que marcaba 150 mph en la parte superior-trasera y los indicadores de amperímetro, temperatura, presión de aceite y combustible en la parte frontal-inferior, todo este conjunto de instrumentos, iba cubierto por una cúpula de plástico transparente y se colocaron interruptores alrededor del borde inferior de esta.

Pizarra de un 300F los instrumentos estan iluminados y observen el tacómetro en la consola central

La iluminación de los instrumentos era electroluminiscente, aunque Chrysler le dio a ello el nombre de ¨Panelescente¨ y con ello los números, agujas y letras se iluminaran con un luz suave, más visibles y eliminando el uso de bombillos.

Motor V8 413 Golden Lion

Esquema del sistema de admision del motor del 300F, dos carburadores y multiples de admisión llamado ¨de resonancia¨ con tubos entrecruzados, este sistema se usó en otros autos de la Chrysler en 1960 también

El motor del Chrysler 300F era un V8 ¨Golden Lion¨ de 413 pulgadas cúbicas alimentado por 2 carburadores de 4 bocas montados en múltiples especiales de 30 pulgadas  cruzados especialmente diseñados para aumentar la potencia y pintados de rojo para sobre saltar al levantar el capot, la relación de compresión era de 10.1:1 y la potencia de 375 caballos de fuerza, la transmisión era la Torqueflite de 3 velocidades, la cual comos abemos era operada a botones. Los números del Chrysler 300F equipado con este motor eran: velocidad máxima 207 km/h, aceleración de 0 a 100 km/h 7.9 segundos de 0 a 190 km/h 39 segundos, velocidad alcanzada en un ¼ de milla (unos 406 metros) partiendo de 0: 145 km/h.

Chrysler 300F coupe

La palanca de cambios en los Chrysler 300F estaba montada en la consola, observen delante de esta los botones de las ventanillas eléctricas y el tacómetro

Ahora bien, si por casualidad usted quería más potencia y rendimiento, opcionalmente, se podía adquirir el mismo motor Golden Lion 413 con 400 caballos de fuerza, esta potencia extra era dada por carburadores diferentes, árbol de levas especial, válvulas de escape más grandes y un mejorado sistema de admisión, la transmisión era de 4 velocidades de fabricación francesa Pont-á-Mousson.

No se esperaban muchos compradores de esta versión manual, pero después de seis semanas se canceló esta opción manual debido a la falta de componentes disponibles para esta, para gran decepción del público. El rendimiento del auto con este tren de fuerza era 216 km/h de velocidad máxima, 6.9 segundos de 0 a 100km/h, 30 segundos de 0 a 190 km/h y hacia el ¼ de milla en 15 segundos a 150 km/h. Esta versión con el motor de 400 caballos se llamó Chrysler 300F Gran Turismo y solo se fabricaron 8 autos con transmisión manual, de los cuales solo sobreviven 4 actualmente…así costarán…Los 300F en su equipamiento standard venía incluido los frenos de poder y la dirección hidraulica.

Chrysler 300F coupe

El Chrysler 300F se fabricó con carrocerías de coupé y convertible, era un auto lujoso y caro además su producción era limitada. Las ventas aumentaron ese año al venderse 969 coupés y 248 convertibles. Hoy por hoy los Chrysler 300F como todos los de la serie 300, son carros codiciados y de gran valor, perseguidos por los coleccionistas de autos clásicos que puedan pagarlos, pues combinan el poder y rendimiento con un diseño atractivo y espectacular.

Deja un comentario

Your email address will not be published.