Imperial 1961

Como recordarán Imperial era al principio una serie de Chrysler, la más lujosa, con el tiempo, concretamente en 1956 esta ya se vendía como marca aparte pero compartiendo las mismas carrocerías del Chrysler solo diferenciadas por detalles exteriores, equipamiento y acabados de lujo, en 1957 ya Imperial estrenó carrocería propia. En entradas anteriores hemos hablado de los modelos del 58, 59, 60, hoy le toca al Imperial del 61´  el cual es el auto norteamericano más grande jamás fabricado (aparte de las limosinas) con un ancho exterior de 81.7 pulgadas (2.07 metros) y  un largo 227 pulgadas (5.77 metros).

Imperial Crown 4 puertas Southamptom

Para eso año la Chrysler a su maquinón de lujo, le hizo diversos cambios, pues seguía usando la plataforma del modelo de 1960, el carro trajo cambios en el frente muy dramáticos por decirlo así observen:

Detalles de como iban montadas las luces delanteras en el IMperial 61´

Las luces delanteras ahora estaban montadas de forma independiente en una cavidad en el frente de los guardafangos delanteros, la careta era de barras niqueladas finas que tenía el emblema de la marca y una plancha superior niquelada con el nombre Imperial. Sobre las luces  había unos adornos que daban la apariencia de cejas fruncidas y que eran el comienzo desde el frente de los largos cintillos laterales del carro los cuales terminaban casi al final del guardafangos trasero.

El capot era más ancho y plano que en 1960, se mantenía el enorme parabrisas envolvente y la silueta en general, pero en la parte trasera los cambios eran interesantes pues las aletas traseras eran mayores y puntiagudas con un cintillo niquelado por todo el borde estas, los cuales formaban la pieza que contenía las luces las cuales sobresalían de estas y daban –como era moda en ese entonces- la impresión de ser la tobera de escape de un cohete.

Imperial Crown 4 puertas Southamptom

El resto de la parte trasera mantenía el estilo del Imperial con rueda simulada en la tapa del maletero opcional.

Interior del Crown. Fijense ens: que la emergencia es por pedal, junto a este se ve el chucho del cambio de luces en el piso y el cuadro a botones de la transmision automática a la izquierda de la pizarra

En el interior, se mejoró el diseño del panel de instrumentos el cual era acolchado, enmarcados estaban el velocímetro horizontal el cual marcaba hasta 120 mph y debajo  alineados cuadro indicadores que eran de presión de aceite, carga de la batería, temperatura y nivel de combustible; el reloj en el centro, debajo los controles de las luces, limpiaparabrisas, antena eléctrica y encendedor de cigarrillos.  A ambos lados del marco del panel de instrumentos estaban alineados de forma vertical inclinada otros botones donde los de la izquierda eran de la transmisión automática. El timón era de forma achatada.

Interior del Imperial Crown 4 puertas Southamptom

Detalle de la puertas del Imperial Crown 4 puertas Southamptom, ¡que grosor tiene !, muy buen diseño de tapiceria y para abrirla es tipo palanca vertical el tirador

La tapicería era de gran calidad en las telas había mayor contenido de nylon lo que dio sensación de ser más suaves y mayor resistencia al desgaste.

En la serie LeBaron se usó la tela y el cuero más elegante de cualquier auto en ese momento, también en 1961 se estrenó unas alfombras espacialmente desarrolladas para el Imperial las cuales conservaban su belleza, permanecían suaves y flexibles sin perder el color el doble de tiempo que las anteriores.  Todo el conjunto interior del auto destilaba refinamiento y lujo con ventanillas eléctricas, reloj eléctrico, asiento de ajuste eléctrico, luz de cortesía como equipamiento standard dejando poco a costo extra como por ejemplo el aire acondicionado y los asientos giratorios al abrir la puerta que facilitaban la entrada y salida al auto.

Motor V8 413 de 350 caballos del Imperial 61´

Mecánicamente el Imperial 61´ era movido por un motor V8 por supuesto, este motor es de 413 pulgadas cúbicas de desplazamiento, no es un motor HEMI, pues su cámaras de combustión son tipo cuña, esta alimentado por un carburador Carter AFB 3108S de 4 bocas, relación de compresión 10.1:1 y una potencia de 350 caballos de fuerza, la trasmisión es automática de Torque Flite de 3 velocidades gobernada a botones. Todos los Imperiales tenían el mismo motor y transmisión, la dirección de hidráulica y los frenos motrices, es decir con Hidrovac.

Las series eran como en años anteriores: Custom la más económica, Crown la de precio intermedio y LeBaron la de mayor precio. Entre estas 3 series había un total de 7 carrocerías a escoger. Un detalle es que en 1961 no hubo modelos sedán, eran hardtop, convertible o limousina. Ojo con este detalle…repito en 1961 no hubo sedanes Imperial, es decir autos con columna marca Imperial ¿se entiende así mejor?

Imperial Custom 4 puertas Southamptom

Imperial Custom: se ofrecía con carrocerías de 2 y 4 puertas hardtop Southamptom. En la marca Imperial a los modelos hardtop se les agregaba el nombre de Southamptom (recuerden Riviera en Buick por ejemplo). Este era el modelo básico y su tapicería era de vinyl con insertos de tela con 6 combinaciones de colores.

Imperial Crown convertible

Imperial Crown: la serie intermedia de la marca igualmente venia de 2 y 4 puertas hardtop Southamptom agregándole también un modelo convertible, el equipamiento era mejor que en el Custom ya la tapicería era de tela y cuero. De esta serie es el modelo Limousine.

Imperial LeBaron Southamptom

Imperial LeBaron: el tope de la gama estaba compuesto solamente por el Southamptom de 4 puertas. El LeBaron fue el carro más exclusivo fabricado en EEUU en 1961, montado con la máxima quisquillosidad en cuanto a calidad, acabados y revisiones, al punto que de cada 10 trabajadores  1 era supervisor de la calidad del vehículo. Los interiores del LeBaron eran de cuero.  En cuanto a números de rendimiento el LeBaron hacía de 0 a 60 mph (96 km/h) en 9.5 segundos en 27.8 segundos partiendo de 0 alcanzaba las 100 mph y la velocidad máxima 43.9 segundos, dicha velocidad real era de alrededor 110 mph.

Imperial Crown convertible

A pesar de todo  hubo problemas de calidad, Cadillac y Lincoln también los tenían pero no eran tan obvios a veces como en el Imperial, sin embargo el Imperial de 1961 cumplió con el objetivo de ser un auto único y exclusivo, que fuera cómodo, seguro, potente y veloz y enorgulleciera a sus propietarios de ser un automóvil de diseño único y atrevido con lujos y detalles que la competencia no tenía y fue una digna despedida a las aletas de los guardafangos traseros, pues fue el último año que estas se usaron en la marca.

Deja un comentario

Your email address will not be published.