Cadillac Seville 1992

La década de los 80´del siglo pasado no fue la mejor para los fabricantes norteamericanos incluida la General Motors que perdió parte de su cuota mercado, la invasión de autos importados sobre todo japoneses con, el interés del público por los autos más económicos hizo que las ventas de todas las marcas bajaran y las compañías perdieran gran parte de su cuota en el mercado.  Cadillac se vio afectada sobre todo porque sus clientes tradicionales eran gente mayor de edad y el público más joven se inclinaba hacia las marcas extranjeras, en el caso de los carros de lujo hacia Mercedes Benz. Desde años antes en Cadillac se habían dado cuenta de ello y por eso se había lanzado el modelo Seville en 1976 para competir directamente con el Mercedes Benz mediano y atraer a gente joven, las cosas comenzaron bien, pero malas decisiones y diseños tan raros como el de 1980 hicieron las ventas caer en picada. Hasta que llego el Cadillac Seville 1992.

El Cadillac Seville de 1992 se rediseño completamente, planto cara para desafiar al Lexus LS 400 e Infiniti Q45 japoneses al BMW 525i alemán y en menor medida al Lincoln Continental.  Se le agregó un toque europeo al estilo y al interior apartándose de símbolos del más rancio gusto americano como el pilar C casi vertical y la pizarra de formas rectas.  

El Seville del 92´era un sedán de 4 puertas, grande con aspecto europeo pero que mantenía su carácter americano, de líneas limpias y en el frente ostenta la tradicional careta de Cadillac con el emblema de la marca en medio de esta.

El interior era completamente nuevo, con un diseño fluido y agradable, lujoso con inserciones de madera genuina.

Los instrumentos estaban agrupados como en los autos europeos y una computadora a bordo ofrecía 135 funciones diferentes, el equipamiento incluida aire acondicionado, ventanillas eléctricas, cierre centralizado, doble Air Bag y otros detalles como como freno de estacionamiento de pie que se desactivaba poniendo la palanca de cambios en posición D, o el desbloqueo de los seguros de las puertas con la palanca en P y su bloqueo automático cuando iniciaba la marcha.

Mecánicamente, su motor era un V8 de 4.9 litros, relación de compresión 9:1, inyección de combustible y 200 caballos de fuerza, estaba acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades 4T60-E, el motor estaba colocado transversalmente por lo que la tracción era delantera. La velocidad máxima era declarada de fábrica de 180 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h de 9.5 segundos, el consumo combustible era de 8.1 km/l. la velocidad máxima es limitada por la computadora de a bordo.

El Seville del 92´ venía en dos niveles el STD y el STS el segundo más lujoso. La reacción del público no se  hizo esperar y las ventas se dispararon a casi el doble de las 1991, superando al Lexus y plantando cara a Mercedes, la crítica especializada fue muy positiva con el nuevo diseño así como con el manejo y estabilidad del carro, sus prestaciones y seguridad. El Cadillac Seville STS fue elegido como Car of the Year en 1992 y estuvo entre los 10 mejores autos de ese año.

1 comentario

    • Randy en 3 octubre, 2018 a las 6:56 pm
    • Responder

    Interesante

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.